clausula confidencialidadEntendemos por cláusula de confidencialidad aquella pactada entre el empresario y el trabajador consistente en mantener de forma secreta alguna de las actuaciones desarrolladas en el seno de la empresa. La cláusula puede aparecer en el contrato de trabajo o firmarse con posterioridad, en cualquier momento de la relación laboral.

¿Puedo negarme a firmar una cláusula de confidencialidad?

Un trabajador podrá negarse a firmar una cláusula de confidencialidad, ahora bien, la negativa del trabajador no tiene por qué surtir efecto alguno en relación al cumplimiento de lo contenido en ella. Toda notificación al trabajador que exija guardar silencio sobre actuaciones determinadas, obligará al cumplimiento del secreto por entrar dentro de lo conocido como buena fe contractual.

Contenido de la cláusula de confidencialidad

Las cláusulas de confidencialidad deben reflejar expresamente: su duración, tipo de información que no podrá ser revelada y consecuencias directas del incumplimiento de la misma.

Materias comúnmente afectadas:

Comúnmente, la información entendida como reservada hace referencia a los siguientes aspectos:

  • Conocimientos que tiene el trabajador sobre la investigación de un producto o estudio determinado
  • Técnicas de producción empresariales
  • Herramientas y programas de la empresa
  • Información relativa a las cuentas y clientes de la empresa

La información relativa a estos puntos deberá en todo caso ser nueva para el trabajador de forma que, no será posible sancionar al trabajador por la difusión de información que ya tuviese antes de formar parte de la empresa.

Despido y cláusula de confidencialidad

La cláusula de confidencialidad debe contener la vigencia de la misma de forma que puede estar vigente durante el tiempo que se mantenga activa la relación laboral, o puede prolongarse una vez extinguida esta relación. De forma que, despedido el trabajador, es posible que se pacte una duración superior para asegurar que finalizada la relación laboral con la empresa, el trabajador dado de baja no pueda revelar secretos o informaciones de la compañía.

Ley de protección de datos y contrato de trabajo

Conforme a la legislación vigente en materia de protección de datos, los datos contenidos en el contrato de trabajo y referentes a la intimidad del trabajador no podrán ser en ningún caso revelados por la empresa.

Toda recaudación de información personal por parte de la empresa a sus trabajadores, deberá regirse por lo dispuesto en la normativa de protección de datos asegurando que el uso de la misma será legítimo. Así mismo, la solicitud de datos personales excesivos y no justificados para el desempeño del trabajo, supondrá una vulneración de la intimidad del trabajador.

1ª Visita GRATUITA. Llame ahora al 911 33 31 44