niño-abandonado por padres

Dos jóvenes de origen colombiano, hombre y mujer, residentes en la localidad navarra de Barañáin, fueron condenados a nueve meses de prisión cada uno por la comisión de un delito consistente en el abandono temporal del menor. El menor, en concreto era su hijo y lo dejaron solo en casa para “irse de copas” con unos amigos. La sentencia, contra la que cabe recurso y dictada por el Juzgado de lo Penal número 3, destaca la situación de desamparo en la que estuvo el menor siendo descuidadas las obligaciones correspondientes a sus padres de prestarle atención y cuidado.

Hechos:

La pareja de la que hablamos decidió alrededor de la una y media de la madrugada, abandonar su domicilio e irse, quedando por tanto, el menor solo. Poco tiempo después de que los padres se marcharan, el niño se despertó y abrió la puerta por la que bajó llorando y descalzo al portal del inmueble, donde allí lo vio un vecino que fue quien avisó a la Policía Municipal. Ante la no localización de los padres, (que se habían dejado los teléfonos móviles en casa) el menor fue ingresado mientras en una residencia y horas más tarde, a las ocho de la mañana aproximadamente, los progenitores se pusieron en contacto con la Policía al llegar a casa. Ambos, reconocieron que habían discutido y que para calmarse y tranquilizar la situación lejos de afectar al menor, se fueron de casa, y una vez arreglada la disputa decidieron “celebrarlo” tomando copas. Pese a que al pequeño no le ocurrió un mal mayor durante su situación de desamparo y peligro abstracto, no implica que deje de considerarse como delito ya que lo dejaron solo de forma voluntaria y consciente, siendo por tanto doloso.

Procede pues,  la condena de la que hablamos para cada uno de los progenitores como consecuencia de tal actuación delictiva.

1ª Visita GRATUITA. Llame ahora al 911 33 31 44