4973332_blog (1)Una sentencia de la Audiencia Provincial de Álava, nos recuerda la importancia y las posibles consecuencias y responsabilidad que un correo electrónico en “spam” puede tener, como en este caso, para el letrado y el procurador. La situación es la siguiente: el procurador envía un correo al abogado en el que se le informaba de una sentencia y dicho mail fue considerado como Spam por el gestor de correo del abogado y por tanto, éste no lo vio. La sentencia de fecha 3 de febrero de 2014 (recurso 386/2013) establece respecto del abogado, que la gestión del correo electrónico recibido en su cuenta y la aceptación de ese sistema para la recepción de comunicaciones, sienta la base de la responsabilidad en la insuficiente explicación de la causa que destinó el correo como “basura” (spam) y por tanto dio lugar a su destrucción sin que pudiera comprobar su contenido. Así pues, tanto la irregular gestión del correo recibido, como la eliminación del Spam sin comprobar o controlar qué emails eran los que se encontraban en esa “categoría” se consideran elementos de imputación suficientes.

Y en cuanto al procurador, porque éste, está obligado a transmitir al abogado todos los documentos que se le remitan, por tanto la mera justificación de que remitió dicho mail y el asegurarse de que éste fue recibido por parte del letrado es considerada insuficiente en este caso, ya que no se comprueba sumando a su vez como hecho destacable que dependía de un plazo concreto de tiempo para la interposición de recurso.Finalmente, el Tribunal concede al demandante una indemnización en concepto de daño patrimonial por la “pérdida de oportunidad” que a consecuencia se deriva. El demandante, por tanto, reclama una indemnización al abogado y procurador, en este caso procuradora, por entender que ambos incumplieron sus obligaciones y como consecuencia de esa negligencia él perdió la oportunidad de recurrir una sentencia que le era desfavorable.

El Juzgado estimó en parte la demanda frente al abogado y la desestimó frente a la procuradora, concediendo a la demandante una indemnización de 10.000 euros por daños morales. La AP de SpamÁlava, también considera responsable a la procuradora y además establece una indemnización de 15.000 euros por daños patrimoniales.

En uno de los argumentos de la sentencia con respecto a este asunto, se pone de relieve la posibilidad de que el sistema enviase el acuse con o sin intervención humana dependiendo del grado de automatización de la configuración del programa. Lo cual determina que, en un caso o en otro, realmente es la intervención humana del propio usuario la que propicia la ignorancia y desconocimiento en la recepción de un correo trascendente que en definitiva causó un perjuicio para el cliente, al devenir firma una sentencia que le era desfavorable y que pretendía recurrir.

En esta situación es evidente que lo que se persigue es que la demandada (procuradora) debió comprobar que la recepción se produjo efectivamente o comprobar que no se recurriría o avisar, en todo caso, del plazo con el que se contaba avisando y asegurándose de que el abogado lo supiera. Cualquiera de estas acciones son lógicas y exigibles en el ámbito profesional y llevarlas a cabo habría supuesto velar por los intereses del cliente, de tal manera que al no hacerlo se incurrió en una negligencia causante de la responsabilidad exigida y reclamada con la demanda que debe ser estimada en este aspecto. Responsabilidad que además es SOLIDARIA con la exigible al letrado desde la propia concreción judicial de la misma, como obligaciones “in solidum” que dimanan de la naturaleza del ilícito y de la pluralidad de sujetos que han concurrido a su producción y que surge cuando no resulta posible individualizar las respectivas responsabilidades.

Esta noticia pone de manifiesto la importancia que tiene el hecho de asegurarnos y cerciorarnos del envío y recepción de los mails que enviemos, así como la revisión de los Spam antes de borrarlos sin el control efectivo de los mismos (pueden ser de contenido importante) y más aún, hacer frente a esto cuando estamos tratando asuntos determinados como es el caso de la noticia que hemos analizado, lo cual, puede tener y de hecho tiene como hemos visto, consecuencias de responsabilidad a asumir.

1ª Visita GRATUITA. Llame ahora al 911 33 31 44